A LA PIZARRA – SEPTIEMBRE

vaca cartoom

Actualización Catastral Rural “La culpa es de la vaca”

Cuenta la historia, palabras más palabras menos que un grupo de colombianos estaban promoviendo unos artículos de cuero para exportar a los Estados Unidos y concluyeron después de una exhaustiva encuesta que los precios de tales productos eran tan altos y tan de mala calidad que un consultor se dio a la tarea de entrevistar a todos los intervinientes y le preguntó a los fabricantes sobre esta conclusión y respondió: La culpa no es nuestra, los curtimbres tienen aranceles muy altos que impiden la entrada de cueros Argentinos; le pregunto a los curtimbreros y estos respondieron: La culpa no es nuestra es de los mataderos, porque sacan los cueros de mala calidad, da más la carne que los cueros, se dirigió a los mataderos allí le dijeron: La culpa no es nuestra la culpa es de los ganaderos, para evitar que les roben, marcan el ganado por todas partes; y armado de toda paciencia fue donde los ganaderos y le respondieron: No es nuestra culpa, esas estúpidas vacas se restriegan contra los alambres de púas para aliviar sus picaduras. A lo qué el consultor concluyó: “Los productos colombianos de carteras no pueden competir con los mercados de Estados Unidos porque sus vacas son estúpidas.” Nada diferente a la realidad de la actualización catastral rural que está sucediendo con los campesinos de nuestro querido municipio, es que los tienen para allá y para acá y nadie les da repuesta; acuden a la actual administración municipal en cabeza del señor Alcalde Néstor Martínez, este responde que el contrato lo hicieron en la administración anterior y fue firmado en su momento por la alcaldesa encargada, doctora Cecilia Mejía; acuden al Concejo y hacen audiencias públicas y estos dan el espacio, los escuchan, hay malos tratos de uno y de otros donde se descontextualiza la información, pero tampoco llegan a nada, acuden a la Asamblea Departamental con sus sesiones descentralizadas, estos dicen que es muy difícil, que este no es asunto de ellos, pero dan caramelo; acuden igualmente a la Directora de Catastro Departamental y está en una sesión del Concejo que duro hasta altas horas de la noche, les ofrece tres soluciones que nunca cumplió, y ni se volvió a reportar, acuden a los juzgados para demandar estas actualización y hay que esperar que la justicia colombiana que tiene las tres velocidades del burro,( (para nuestro caso el de la vaca) que es despacio, más despacio, y parado, tampoco les resuelve nada; se le pide una cita al excelentísimo Gobernador de Antioquia que gran cantidad de votos que sacó en el Carmen de Viboral y tampoco aparece, manda a sus funcionarios que sin la venia de él, no resuelven nada, y resulta que la pelota se las tiran los unos y los otros y nadie resuelve nada, caramelo va y caramelo viene.
Lo que sí es cierto es que la actualización catastral rural se hizo en una de las administraciones más nefastas que ha tenido el Carmen de Viboral, la del doctor Joaquín Darío Duque, que efectivamente no firmó el contrato porque puso a firmar a la Secretaria de Gobierno en su momento como alcaldesa encargada, y que muchas veces encontrábamos alcaldesas encargadas siempre que había una decisión crucial y trascendental para el municipio; cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia; un contrato al que no se le hizo el control que se tenía que hacer, ni los seguimientos necesarios, que contrataron aproximadamente diez mil predios y solo hicieron seis mil y que de esos, solo visitaron algunos cuantos y otros los hicieron a pupitrazos, lo que significa que hubo un pésimo acompañamiento a este proceso. En conclusión el único responsable de esta barbarie que están cometiendo con los campesinos es el alcalde municipal de ese entonces doctor Joaquín Darío Duque Zuluaga. Me apoyo en el concepto del Concejo de Estado que dice que los alcaldes no pueden apartarse de la legislación vigente, y que establece como principio que el alcalde es el jefe de gobierno local y representante legal de la entidad territorial judicial, y es responsable directo de las actuaciones de estas entidades; lo que significa, que el alcalde es el responsable directo de todo lo que suceda en su jurisdicción; así que no busquemos culpables por fuera ya que lo tenemos aquí adentro. Y es imposible hablar con la vaca………… muchas gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*