EL PERSONERO LE INFORMA PRIMERO – MARZO

rico con dinero

Los Subsidios en el Sistema Pensional
El Sistema General de Seguridad Social, ha adquirido una especial importancia a partir de la Ley 100 de 1993 y sus posteriores reformas. Como subsistemas se encuentran: El Sistema de Salud, el Sistema de Riesgos Laborales –recientemente modificado por la Ley 1562 de 2012-, y el Sistema Pensional que es el que interesa para este texto.
El Sistema General de Pensiones, se divide en dos grandes regímenes: El régimen de prima media con prestación definida, es administrado por Colpensiones –Empresa Industrial y Comercial del Estado EICE-, es decir, es administrado por el Estado, antes el Instituto de Seguros Sociales –ISS-.
También, existe un segundo régimen y es el de Ahorro Individual con Solidaridad, el cual es administrado por las Administradoras de Fondos de Pensiones –AFP-: como sería Protección, Porvenir, etc., esto es, administrado por particulares.
No obstante lo esbozado anteriormente, lo que interesa para esta columna es el régimen de subsidios del sistema pensional. Igualmente, es un propósito de este texto que la comunidad carmelitana tenga conocimiento sobre los subsidios que otorga el Estado en materia pensional. Esto, por cuanto son útiles para subsidiar a la cotización de los aportes al Sistema de Pensiones.
Con los subsidios del sistema de solidaridad pensional se puede tener derecho a las prestaciones económicas derivadas de una pensión de vejez, invalidez, sobreviviente y sustitución pensional. Aclarando, que el régimen de solidaridad pensional es administrado por el Estado, a través, del Consorcio Colombia Mayor, antes Consorcio Prosperar.
El eximio tratadista, y actual Consejero de Estado, de la Sección Segunda de dicha corporación, doctor Gerardo Arenas Monsalve, en su brillante texto “El Derecho Colombiano de la Seguridad Social” página 460 advierte respecto de este sistema: “A partir de la Ley 797, el Fondo de Solidaridad Pensional tiene dos subcuentas que determinan sus grandes líneas de acción: La Subcuenta de solidaridad y la subcuenta de subsistencia.”
La Primera –subcuenta de solidaridad- tiene como propósito subsidiar los aportes al sistema de pensiones de quienes carezcan de suficientes recursos para realizar los aportes. La segunda –subcuenta de subsistencia- se instituyó para la protección de personas de pobreza extrema, o en estado de indigencia, mediante un subsidio económico.
Ahora bien; es importante dar a conocer a la comunidad carmelitana sobre los requisitos para los beneficios de la subcuenta de solidaridad, que es la que aplica en mayor medida en nuestro Municipio. –Los requisitos para acceder a este subsidio se encuentran en el Decreto 3771/2007, artículo 13, modificado, por el Decreto 4944 de 2009, artículo 1- . Los cuales se resumen de la siguiente manera:
– Ser mayor de 35 años y menor de 55 o 58 años dependiendo el régimen al cual se encuentre afiliado.
– No tener capital suficiente para una pensión mínima.
– Tener cotizadas 250 semanas previo al subsidio o 500 semanas si es mayor de 55 años.
– Estar afiliado al Sistema de Salud.
No obstante lo anterior se trascribe textualmente la norma para mayor claridad de la comunidad carmelitana: “Decreto 3771 de 2007. Artículo 13. Requisitos para ser beneficiario de los subsidios de la subcuenta de solidaridad. <Artículo modificado por el artículo 1 del Decreto 4944 de 2009. El nuevo texto es el siguiente:> Son requisitos para ser beneficiarios de los subsidios de la subcuenta de solidaridad, los siguientes:
1. Ser mayor de 35 años y menor de 55 años si se encuentran afiliados al ISS o menores de 58 años si se encuentran afiliados a los fondos de pensiones siempre y cuando no tengan un capital suficiente para financiar una pensión mínima y contar con doscientas cincuenta (250) semanas como mínimo, previas al otorgamiento del subsidio, independientemente del régimen al que pertenezcan.
2. Ser mayores de 55 años si se encuentran afiliados al ISS o de 58 si se encuentran afiliados a los fondos de pensiones, siempre y cuando no tengan un capital suficiente para financiar una pensión mínima y contar con quinientas (500) semanas como mínimo, previas al otorgamiento del subsidio, independientemente del régimen al que pertenezcan.
3. Estar afiliado al Sistema General de Seguridad Social en Salud.
Parágrafo 1o. <Parágrafo modificado por el artículo 1 del Decreto 1788 de 2013. El nuevo texto es el siguiente:> Para ser beneficiarios de los subsidios de que trata el presente artículo, los concejales necesitan pertenecer a un municipio de categoría 4ª, 5ª o 6ª y no tener otra fuente de ingreso adicional a sus honorarios. El subsidio se concederá solamente por el período en el que ostenten la calidad de concejal.
Parágrafo 2o. Para los discapacitados y madres comunitarias, los requisitos continuarán siendo los señalados en la Ley 1151 de 2007 y Ley 1187 de 2008, respectivamente.”
Igualmente, la Ley 1151 de 2007, amplío el acceso a los subsidios de las personas con discapacidad, que se encuentren en los niveles I, II, -antigua metodología del Sisben-. Asimismo, esta disposición legal estableció el acceso a las madres comunitarias. También, se estableció el acceso a estos subsidios para los Concejales de los Municipios de 4, 5, o 6 categoría.
Finalmente, es importante advertir que la comunidad carmelitana tenga conocimiento de estos subsidios, porque muchas veces se desconocen los mismos y no se hace uso del gasto público social que tiene prioridad según las órdenes del artículo 350 Constitucional. Para mayor información acercarse a la Personería Municipal.
Cordialmente,
Leonardo Aristizábal Zuluaga
Personero Municipal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*