CONVERSANDO CON EL CAMPO – SEPTIEMBRE

caballo viejo

Un censo nacional agropecuario que la verdad para los conocedores del agro dice poco.

Son múltiples los problemas que viene presentando el sector agrícola en nuestro país a lo largo de su historia, problemas que quizás todos conocemos, desde los campesinos hasta el mismo estado, pero que lastimosamente este último ente, ¨es decir el estado¨, que es el que debe actuar en mayor medida, ha hecho muy poco o tal vez casi nada para solucionar dicha problemática que aqueja a una gran cantidad de personas en toda la nación, pues según cifras el 94% del territorio nacional es rural y el 32% de la población vive allí.
El DANE hace unas pocas semanas revelo unos datos preliminares del Censo Nacional Agropecuario, el cual no se realizaba desde hace ya más de 44 años, describiendo un panorama poco alentador sobre la ruralidad colombiana. Datos de dicha entidad por ejemplo, nos indican que solo 7.5 millones de hectáreas son cultivadas en Colombia de un potencial aptas para ser labradas de 21 millones aprox., a su vez se ha descubierto que el 40% de todos los predios rurales del país están en Antioquia, Cundinamarca y Boyacá, en ese orden. Si les agregamos Santander y Nariño, entre los cinco llegan al 54%, más de la mitad de la nación entera.
A la inversa, con predios más grandes y menos repartidos, aparecen Meta, Vichada, las llanuras orientales en general y las extensas sabanas agrícolas y ganaderas del Caribe, que son enormes, pero tienen menos dueños. Esto refleja que la propiedad se concentra en pocas manos.
Es de resaltar que en cuanto al rendimiento de los predios, el censo ha demostrado una verdad elocuente: y es que las tierras más productivas del país son las que están repartidas entre un mayor número de propietarios.
Todo esto nos describe un panorama demasiado triste, pero ya conocido para quienes trabajamos, queremos y vivimos el campo. Lo más paradójico de todo es como hacían los gobiernos anteriores para legislar en el agro, si hace ya más de 44 años no se realizaba dicho censo?, ¿bajo que parámetros establecían las políticas agrarias?, en fin estos y muchos más interrogantes son los que nos hacemos al leer estos datos.
Pero bien, aquí no termina todo ya que después de que el gobierno supuestamente se enterase de dicha problemática, decide reducir el presupuesto para el Ministerio de Agricultura que pasará según informes de 3.9 billones a 2.4, una reducción del 38.5%. Dicha reducción enmarca un poso negativo para el sector agrícola que comenzará sin lugar a dudas unos nuevos retos, aunque dicha palabra tal vez suena a frase de cajón o frase ya trillada para los productores agrícolas pues cada día es un nuevo reto para ellos. Si a esto le sumamos el precio del dólar ni que decir, pues está haciendo que muchos de los productos que utilizan nuestros agricultores se vengan encareciendo paulatinamente en lo que va corrido del año. ¡Complejo panorama!
A trabajar es lo único que queda como reflexión, pues hay muchas cosas por hacer, lo más importante amigo campesino y productor es que lo piense más de dos veces si lo va hacer para que no siga perdiendo dinero en un país donde usted todavía sigue siendo la cenicienta del paseo y lo será como van las cosas por muchos años más. Pues con estos gobernantes ni que esperar.

DANIEL ALEJANDRO QUINTERO ZULUAGA
Médico Veterinario Egresado de la U de A.
danielalejoqz@hotmail.com
Director y Presentador de Desafío Agropecuario en Viboral Tv y Periodista de Viboral Noticias.
Director (r) del Grupo de Estudio Sobre Bovinos de la U de A Seccional Oriente.
Columnista del periódico Colombia más positiva y Noticarmen.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*