COLUMNA LIBRE MAYO- Dr. LIBARDO MONTOYA C.

     AREA METROPOLITANA, “ SI O NO”

MASORA, será la entidad encargada de adelantar con los Municipios de la subregión del altiplano, exceptuando La Unión y Marinilla los estudios técnicos y legales, que permitan conocer una propuesta clara y contundente, si para el oriente de Antioquia es conveniente o no que los Municipios que pertenecen al Altiplano se vinculen al área metropolitana. Y de ser positivos los estudios técnicos se convoquen a elecciones para refrendar esta iniciativa del área metropolitana el sábado antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se deben celebrar en 2018”,
La transformación del oriente antioqueño en área metropolitana es una propuesta que se tiene desde hace varios años. Se recuerda que a principios de 2016 se firmó un acuerdo de voluntades para formalizar la intención, pero este perdió fuerza con el paso de los meses, cuando las comunidades organizadas del altiplano se interesaron en estudiar el tema.
De llevar esta propuesta a las urnas en las elecciones presidenciales del próximo año (2018), se necesitaría un umbral del 25 por ciento del censo electoral.
Ante el riesgo de perder en la consulta popular, debido a que tendrían que superar un umbral muy alto, los alcaldes de los municipios del altiplano, que son los que tienen más capacidad de generar opinión sobre un tema que es muy valorado por las autoridades civiles, pero que poco conocen los ciudadanos, darán la pelea política al respecto.
“En este sentido, si todo sale bien, ya creada el área metropolitana del oriente antioqueño, los demás municipios de la región que deseen anexarse —como sucedió con Envigado en la del Valle de Aburrá— ya tendrán un umbral más bajito (5%) para hacerlo. Así solo sería solicitar el procedimiento de consulta popular ante la Registraduría, alcanzar el umbral y, por supuesto, tener la votación positiva necesaria”,
ES CONVENIENTE, SI O NO, En mi opinión NO es conveniente, La Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial (LOOT) 1454 de 2011 establece las competencias entre la nación y entes territoriales cuya finalidad es promover el aumento de la capacidad de descentralización, planeación, gestión y administración de sus propios intereses, propiciando las condiciones para concertar políticas públicas.
Con base en la normatividad citada, se puede afirmar que ”la finalidad del ordenamiento territorial es promover el aumento de la capacidad de descentralización, planeación, gestión y administración de sus propios intereses para las entidades e instancias de integración territorial, fomentará el traslado de competencias y poder de decisión de los órganos centrales o descentralizados de gobierno en el orden nacional hacia el nivel territorial pertinente, con la correspondiente asignación de recursos. El ordenamiento territorial propiciará las condiciones para concertar políticas públicas entre la Nación y las entidades territoriales, con reconocimiento de la diversidad geográfica, histórica, económica, ambiental, étnica y cultural e identidad regional y nacional”. Y de darse positivamente la vinculación de los municipios al área metropolitana, se corre seguramente el riesgo de que las decisiones administrativas se tomen desde Bogotá y desde los gobiernos departamentales, con la pérdida de la autonomía territorial, por ello sería mejor pensar en una salida política que apueste a la creación de una instancia de provincia.
Ley 1753 de 2015, por medio de la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018. Todos por un nuevo país, hace explícito lo enunciado, y en su artículo 180 clarifica la estrategia territorial: ejes articuladores de desarrollo y prioridades para la gestión territorial, lo que hace necesario y urgente empezar a visualizar dichas integraciones, para lo cual las autoridades municipales, llámase concejales, alcaldes u otras, deben tomar cartas en el asunto.
Tanto el gobierno nacional como departamental, promueven la asociación y a su vez incentivan las regiones administrativas, buscando como fin que los entes territoriales más débiles aprovechen las sinergias de los más fuertes.
Se debe empezar con la figura de Provincia, aunque falta la reglamentación de la ley, pero este mecanismo ofrece mejores condiciones de integración en cuanto a la geografía del desarrollo sin descartar el Área Metropolitana, pero elaborando unos estatutos con poder de veto cuando se afecten directamente problemas comunitarios internos como la planeación, relleno sanitario, servicios públicos, seguridad entre otros.
Propiciar equilibrios políticos estables que permitan reformar las estructuras, buscando un consenso dentro del disenso, que no provoque alteraciones en los movimientos sociales y grupos de presión empresariales, que permita constituir entornos favorables aprovechando no solo las ventajas comparativas, sino también competitivas, para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas, transformando la errada concepción de que los entes territoriales están encargados solamente de proveer los servicios públicos domiciliarios, la educación, la salud, la regulación de la explotación de los recursos naturales, inversiones en infraestructura, fronteras conurbadas, movilidad, prestación del servicio de transporte público urbano de pasajeros, turismo, etc. No sobra anotar que para la conformación de una Provincia o de un Área Metropolitana debe realizarse consultas populares que decidan la vinculación de los municipios, aunque hay alcaldes de acuerdo con área metropolitana también los hay con propuesta de provincia, pero lamentablemente nuestro Alcalde Néstor Fernando Zuluaga Giraldo le apuesta a área metropolitana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*