CON O SIN ARGUMENTOS – MAYO – Por ILSA

EL CARMEN INSEGURO
El municipio El Carmen de Viboral ha sido víctima en los últimos días de los delincuentes, y aunque las autoridades entregan a la comunidad partes positivos en cuanto a la seguridad del municipio, esto sin duda contrasta con los robos que se han venido presentando en apartamentos, residencias y en negocios públicos. ¿Qué pasa con la seguridad en El Carmen de Viboral?, será que mientras algunos policías se la pasan buscando donde saltar el tiempo, caminando en círculos por los alrededores del parque principal como si este fuera el único lugar que debe ser vigilado, los ladrones aprovechan para hacer y deshacer en los alrededores de los barrios más alejados de la zona central, aunque bueno, ni tan alejados, porque casi que están robando en las narices de ellos mismos, es cierto que la comunidad ha reaccionado, ¡ya no se queda callada¡, y denuncia los hechos delictivos que tanto afectan al municipio y a su comunidad, pero de que vale esto si por parte de las instituciones a las cuales les compete realizar la respectiva vigilancia de los sectores están más preocupados por dar golpes transcendentales que no se niega que son importantes, pero que se están convirtiendo en una nube de humo para las mismas instituciones, algo que no les ha permitido ver que para llegar a los grandes responsables de la delincuencia que cada vez se acrecienta en el municipio hay que ir eliminando a los pequeños, a los que sin tener mucho hacen daño y lastiman a la comunidad… esto debería ser como el ajedrez, pues para poder llegar a la reina hay que ir eliminando a los peones y demás fichas que impiden ganar el juego.
En síntesis una cosa es lo que piensa, quiere y aclama la comunidad y otra cosa es lo que hacen las autoridades, solo esperemos que desde la cabeza mayor ó sea quien dirige este municipio, las prioridades cambien y prime el bienestar común; por ahora solo queda felicitar a la comunidad por abrir los ojos, denunciar y resolver decirle NO a quedarse callados, pues de uno en uno se formará una fuerza grande que sin duda llegará a realizar grandes cambios dentro de una sociedad que durante mucho tiempo prefirió no decir nada por temor, esquirlas de un pasado que marcó a muchos de los que hoy aquí viven, pero hoy el temor ya no es relevante, lo importante es que todos están ayudando a culturizar a esta comunidad carmelitana que hoy elige dejar atrás el silencio y el miedo.
Por ahora no olviden las recomendaciones, no deje su domicilio solo, si ha tenido arrendatarios cambie la clave de la puerta, no diga si se va a ir de vacaciones y menos el tiempo que estará por fuera, recuerde que no todos son amigos ni todos son personas de bien.
¡Mientras las autoridades no despierten, cuidémonos a nosotros mismos ¡

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*