QUIEN JUEGA CON NUESTRA IDIOSINCRASIA CARMELITANA

“ NO ME PREOCUPA QUE HAYA GENTE MALA EN EL MUNDO, SINO QUE HAYA GENTE QUE VEA Y NO HAGAN NADA.”
Hoy quiero compartir a todos nuestros lectores nuestro trabajo periodístico, profesional y los últimos acontecimientos de la columna, dando a conocer los tres pilares fundamentales ética, verdad y bien común para la sociedad.
Dice el adagio popular que el que calla otorga, pero como quedarme callado ante un hecho de estos tan infame hacia lo que se dice en mí nombre,
Yo podría salir como persona en los medios de comunicación y en el periódico local, a decir sobre la conducta y el comportamiento de otra persona incluso decir de cual alcantarilla salió, pero esto no es de personas “DIGNAS NI MUCHO MENOS CORRECTAS,” y tampoco lo contempla la Constitución Política Colombiana, tampoco el nuevo código de la Policía Nacional que está en vigencia desde 30 de junio del presente año.
Porque relacionar lo profesional, laboral con lo personal y familiar y peor aún, sin pruebas técnicas ni policivas o judiciales.
Esa fue su única defensa, brotar los ojos y hablar mal de mi nombre con injuria y rabia porque desde lo profesional no lo puede hacer.
Como la dije antes en la anterior columna “GERENTES HAY MUCHOS, PERO SABER GERENCIAR ES DE PERSONAS CORRECTAS”. Por esta razón no es DABLE lo que dice de mí, que soy una persona agresor, agresor repetitivo con mi esposa y mi hija, por lo anterior hemos colocado una demanda penal, ante la Fiscalía General de la Nación, por violación de mis derechos fundamentales como persona en mi “DIGNIDAD Y MORAL” puesto que mi moral como persona vale mucho. Hecho que tendrá que resarcir SANDRA MARTINEZ ÁLZATE con su propio pecunio.
Ahora bien carmelitanos, yo, Guillermo León Quintero podría decir que estoy equivocado y levantaría mis manos a nivel profesional, pero que también Sandra Martínez diga que está equivocada profesionalmente y el señor Luís Eduardo Neira, pero entonces llamaríamos a PUERTOS Y TRANSPORTE, Y ELLOS COMO ENTE REGULADOR DE LOS CENTROS DE TRANSPORTE digan LO BUENO, LO MALO Y LO FEO DEL TRANSPORTE PÚBLICO EN EL CARMEN DE VIBORAL.
POR ULTIMO quiero decir, “SANCHO, SANCHO LOS PERROS LADRAN, SEÑAL QUE CABALGAMOS”
AHORA BIEN; QUIERO VOLVER A PREGUNTAR
“QUIEN JUEGA CON NUESTRA IDIOSINCRACIA, CARMELITANA”.

Guillermo León Quintero

Profesor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*