EDITORIAL FEBRERO

personas votando

YA NO MÁS

Cada día que pasa, nos acercamos a grandes pasos al momento crucial, es decir, de tomar grandes decisiones, las cuales nos van a afectar directamente a todos y cada uno de nosotros, pues ya hemos visto como en estos cuatro años que transcurrieron tuvimos unos políticos que realmente y siendo muy sinceros, se ganaron unos honorarios, de una manera por demás deportiva, o si les debían pagar por lo que no hicieran, ahí sí, estarían bien entregados esos recursos que con tanto sacrificio pagamos como impuestos. Nos estamos refiriendo concretamente a algunos concejales, que no supimos elegir, pues si hubiésemos estudiado sus hojas de vida con detenimiento, con toda seguridad, hoy no nos estaríamos lamentando, por una elección errada, claro está que afortunadamente hay unos que sí merecieron nuestro voto, y a fe que lo hicieron bien, pues los proyectos que presentaron le sirvieron a la comunidad, para un mejor vivir.
Hasta la fecha de hoy, nadie, pero nadie, puede decir que ha visto al Director de este medio informativo en reuniones políticas, a no ser que haya un invitado muy especial, para hacer algunas tomas fotográficas, pero dejamos constancia que nunca hemos asistido a ninguna reunión, porque no pertenecemos a ningún partido y no nos interesa pertenecer a ninguno.
La objetividad, la ética y la construcción social, siempre serán nuestros objetivos, así que nadie puede decir que cuando hacemos comentarios de algún candidato o personaje de cualquier partido, es por rencores o por proselitismo alguno, pues hemos corrido con la gracia del Todopoderoso, de posesionar un medio que quiere construir una sociedad más justa, pero que cuando haya que denunciar a alguien o actuares indebidos, con toda seguridad lo haremos de una manera constructiva, que es nuestra razón de ser.
En escasos 8 meses, estaremos eligiendo tanto corporaciones como alcaldes, y para esta vez, esperamos que la ciudadanía estudie muy bien las hojas de vida de cada candidato, pues ya no será el partido o el padrino político a quien debemos ayudar, sino a nuestro pueblo, pues tanto el uno como el otro, no lo volveremos a ver, hasta después de cuatro años.
Desde ahora escuche las propuestas políticas, el plan de gobierno y estudie las hojas de vida, no tienen que ser grandes magistrados o doctorados en varios estudios, pero sí, ciudadanos de bien que tengan la capacidad de liderar procesos y mejorar

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*