EL PERSONERO LE INFORMA PRIMERO – DICIEMBRE

policia 2

¿Cuáles son los límites de la Policía en el ejercicio de sus funciones?

En esta columna se analizará lo referente a los límites que se deben respetar por parte de los integrantes de la Policía en la utilización de la fuerza. Para ello se debe indicar que Constitución señala que las autoridades están instituidas para proteger a las personas en sus derechos, bienes, garantías y libertades.
Por tanto, existe un mandato constitucional de protección por parte de las autoridades, esto es, los integrantes de la Policía como personas investidas de autoridad están llamadas a materializar los derechos de todas las personas. En consecuencia, en los procedimientos que lleven a cabo deben por tanto respetar derechos como: la dignidad humana, la vida y la integridad personal.
En la cotidianidad por el contrario a los mandatos constitucionales se encuentra con actuares arbitrarios y con abuso de poder por parte de los integrantes de la Policía. Por ejemplo, se tienen casos de lesiones personales que se les causan a integrantes de la comunidad y es allí donde claramente adquieren importancia los límites al uso del poder por parte de las autoridades. Para caracterizar este asunto se pasa a abordarlo de la siguiente manera:
En primer lugar, habrá que manifestar que las actuaciones de la fuerza pública y en especial la Policía tienen límites y barreras infranqueables que no pueden sobrepasar en los procedimientos que lleven a cabo. Estos límites tienen como propósito eliminar todo tipo de arbitrariedad y abuso de poder por parte de los agentes del Estado.
Es claro que la policía debe hacer uso de la fuerza y de las armas. De la primera debe hacerse uso de manera proporcional y con la finalidad de causar el menor daño posible. Asimismo, indicar que el uso de las armas es muy excepcional e igualmente debe darse con proporcionalidad. Lo anterior porque de conformidad con la Constitución Política y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos la policía tiene como fin proteger los derechos de todas las personas.
En segundo lugar, se debe indicar que uno de los límites al ejercicio del poder, la fuerza y las armas son: los Derechos Constitucionales Fundamentales, en especial la vida, la integridad personal y la dignidad de la persona. Es por esto que es extraño, además de arbitrario e inconstitucional el actuar de la autoridad con uso desmedido de la fuerza. Este actuar se enmarca en el derecho penal como: abuso de autoridad, lesiones personales, tratos inhumanos y degradantes.
Desde la Personería Municipal hacemos un llamado a todos los carmelitanos para que denunciemos los hechos de la Policía que presuntamente constituyen faltas disciplinarias, sino también y en algunos casos delitos como: el abuso de poder y las lesiones personales. Además de lo anterior, estos actuares al momento de comprobarse se constituyen en violaciones de los Derechos Humanos –DH-
En tercer lugar, las autoridades tenemos un deber de respeto y garantía de los Derechos Constitucionales Fundamentales que precisamente son los límites que establece el Estado al actuar de cualquier autoridad. En consecuencia, la persona por su condición de tal tiene atributos que no pueden ser desconocidos. Por lo tanto, el Estado en el ejercicio de su poder no puede sobrepasar estos límites.
En conclusión, los derechos de las personas deben ser respetados y también materializados y garantizados por la Policía en ejercicio de sus funciones. Igualmente, los hechos irregulares de las autoridades deben ser sancionados con el fin de que las violaciones de los derechos humanos no queden en impunidad.
Por último, invitamos a toda la comunidad carmelitana a que sigan denunciando todos los presuntos abusos de poder, lesiones personales, ejercicios desmedidos de la fuerza con el fin que no sean vulnerados los derechos Humanos de esta linda comunidad y que se entienda por los uniformados que el ejercicio de la fuerza por su parte tiene límites.
Cordialmente,
Leonardo Aristizábal Zuluaga
Personero Municipal

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*