EMPLEADA O INQUISIDORA ?

perro bravo

A nuestra localidad, no sabemos por que razón, llegan empleados de la Secretaría de Salud Departamental, a acabar no sólo con el comercio, sino con las ilusiones de algunas familias de salir adelante con sus micro-empresas, las cuales dan sustento, educación, recreación y salud a toda una población familiar.
Nos referimos al caso concreto de la Señora Consuelo, adscrita a la Secretaría Departamental de Salud de Antioquia, persona brusca, grosera, prepotente y con una amargura que le brota por las venas, llegando a los pequeños empresarios de esta localidad de manera abrupta e irrespetuosa, dando órdenes y amenazando a los incautos fabricantes que se amedrantan y se llenan de pavor porque comprenden que está en juego la canasta familiar.
Dicha empleada, no sólo se extralimita en sus funciones, las cuales son asesorar y controlar de una manera respetuosa el proceder en la fabricación de alimentos perecederos y la manipulación de dichos elementos necesarios en su preparación.
La época de la inquisición se acabó hace muchos siglos, pero aun siguen algunos seguidores de aquellas prácticas malsanas deambulando por estos lares, pensando no  en el bien de una comunidad, sino en satisfacer sus propios deseos de poder y arrogancia.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*