A LOS TURISTAS Y AMIGOS DE EL CARMEN DE VIBORAL

hombre pensando

Estos territorios fueron habitados en tiempos prehispánicos por primitivos grupos humanos, hasta llegar al S. XV con la tribu Quiramá de la familia de los Tahamíes.
La fundación de El Carmen, sitio de recreo, lugar de descanso o poético jardín, tuvo lugar en 1752 por el presbítero Fabián Sebastián Jiménez de Fajardo y Duque de Estrada 1720-1785, quien favoreció el asentamiento de colonos en su Hacienda, a tal punto que obtuvo la creación de la Vice-Parroquia el 27 de enero de 1763.
En 1807, el segundo Párroco de Marinilla Jorge Ramón de Posada y Mauriz, propició la creación de la Parroquia el 29 de Agosto de dicho año, siendo Alcalde y Juez Pedáneo, nadie menos que Julián Gómez de Castro y Hoyos, nieto de José Gómez de Castro y Betancur y de Lucía Jiménez de Fajardo y Duque de Estrada, hermana del fundador, lo mismo que Juán Bautista, primer colono y fundador de la Hacienda El Carmen, casado con María Ignacia Zuluaga Montoya.
La extensión del Municipio según el Instituto geográfico Agustín Codazzi (2012) es de 453 kilómetros cuadrados, cuarto del oriente Antioqueño. El número de habitantes ronda por los 48.000, según proyecciones estadísticas.
Dicen los cronistas que primero se llamó El Carmen del Cimarronas y luego El Carmen de Viboral. Su territorio es muy variado y alargado, limita con Rionegro y Sonsón, pero estrecho entre La Ceja y El Santuario. Es gran productor agrícola, de flores, leche y cerámicas, con grandes bosques y abundantes aguas y ha habido exploradores y guaqueros que dicen existir minas de oro, aunque poco rentables en los cañones del Santo Domingo y Melcocho, región sur del distrito. Algunas alturas principales son: Las palomas, Los Parados, La Linda, El Cardal, El Picacho, Bonifacio, y El Presidio (La Madera).
La primera fábrica de loza en 1898 se llamó Cerámicas del Carmen, bajo la razón social de Betancur Mejía y compañía, de la cual fue socio, técnico, Administrador y director don Eliseo Pareja Ospina, cuya herencia ceramista, artística, artesanal o alfarera, está aún presente en algunos de los descendientes de los pioneros de esta industria carmelitana de hace ya 118 años.
Los invitamos a visitar a El Carmen de Viboral y disfrutar de sus paisajes, de la monumental Plaza Bolívar, La Calle de las Arcillas, La Calle de La Cerámica, Artesanías El Dorado, Dos Pirámides, Esmaltarte, El Horno Mágico, Cerámica La Nacional, Rampini, Luz del Carmen y otras más. Igualmente para que se empapen de su historia, admiren su pujanza y desarrollo y se deleiten con su gastronomía y el “RENACER” de su cerámica decorada a mano, y hasta una rumbeadita en el sector y Parque “LA ALAMBRA”.

A. ROA.
Septiembre 2016. Tel: 543 21 56, El Carmen de Viboral, Colombia

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*