La alcaldía de Néstor Martínez J. cierra con broche de oro. El Carmen de Viboral recibió nuevamente el Premio Nacional de Alta Gerencia

alta gerencia

Este lunes 23 de noviembre, la administración municipal de El Carmen de Viboral encabezada por el alcalde Néstor Martínez Jiménez, recibió de manos del Presidente Juan Manuel Santos, uno de los más significativos reconocimientos que puede entregar al gobierno nacional y que destaca las experiencias de gestión de la administración pública colombiana. Se trata del Premio Nacional de Alta Gerencia al que el municipio se postuló con el tema de Retornos integrales como mecanismos de atención a población víctima del conflicto armado (experiencia para el postconflicto).
En ceremonia realizada en la Casa de Nariño, el Presidente de la República, en compañía de la Directora de Función Pública, Liliana Caballero, entregó el Premio Nacional de Alta Gerencia 2015, que busca enaltecer al servidor público y su labor, consolidar una gestión pública eficiente al servicio de los ciudadanos y aumentar la confianza en el Estado. En la categoría municipal el jurado entregó el premio a la Alcaldía de El Carmen de Viboral.
La experiencia consistió en diseñar una metodología con una secuencia de acciones encaminadas a reconstruir y recuperar las condiciones de vida de los pobladores que fueron desplazados de sus territorios a raíz del conflicto armado. Estas acciones han buscado garantizar condiciones dignas de retorno enmarcadas en los principios de seguridad, voluntariedad y dignidad, de forma que se restablezcan los derechos de las familias victimas de forma integral y efectiva. Esto debido a que en el municipio el conflicto armado fue especialmente fuerte y que buena parte del territorio tuvo presencia de grupos armados afectando a los habitantes de sus veredas, quienes fueron desplazados, sufriendo afectaciones como reclutamiento de menores, desapariciones, secuestros, extorsiones, asesinatos de líderes comunitarios y campesinos, quema y destrucción de sus viviendas, despojo y desarraigo.
El resultado ha sido producto de un trabajo articulado y mancomunado con todos los actores, con la gestión de la Administración municipal donde el lema es TODOS PONEMOS, TODOS HACEMOS, por lo que se gestionaron tareas y estrategias con la Fuerza Aérea, el Comité de Justicia Transicional del municipio, la Unidad de Victimas nacional representada por el equipo de trabajo de la oficina de Medellín. Además, con todo el alistamiento y el proceso de desminado civil humanitario acompañado por The Halo Trust y apoyado por la Unidad de Acción Contra Minas de la Presidencia de la República y con la veeduría de la OEA y el acompañamiento de países aliados y de la Gobernación de Antioquia.
La experiencia es innovadora porque genera un modelo integral de atención a víctimas del conflicto armado en el país y contribuye en los procesos de posconflicto promoviendo retorno de familias a su territorio en un modelo no asistencialista en donde las familias regresan a sus territorios y se potencializa procesos de resiliencia y espíritu emprendedor, al trascender de una atención asistencialista y promover procesos de autogestión. El municipio asumió el reto de un plan retorno sin conocer experiencias previas y toma la decisión y el reto de asumir el tema de forma integral comprometiendo recursos económicos e involucrando toda la institucionalidad municipal en este propósito.
Los jurados realizaron la evaluación bajo cuatro criterios que son: beneficios o resultados de impacto, innovación, posibilidad de réplica y sustentabilidad en el tiempo. Los temas principales para este año fueron la Política de Paz, Equidad y Educación, Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Derechos Humanos y Servicio al Ciudadano. El comité evaluador del Premio Nacional de Alta Gerencia permaneció anónimo mientras realizaba su labor. Sus integrantes tienen carácter autónomo e independiente y está integrado por personas de reconocida idoneidad, representantes del Cuerpo Diplomático, la Academia y el Sector Empresarial. Éste estuvo integrado por: María Elisa Berenguer, Embajadora de Brasil para Colombia; Kevin Whitaker, Embajador de Estados Unidos para Colombia; José Manuel Restrepo Abondano, Rector de la Universidad del Rosario; Rubén Darío Gómez Saldaña, Rector de la Universidad Escuela de Administración de Negocios – EAN; Jesús Ferro Bayona, Rector de la Universidad del Norte; Diego Arisi, Especialista líder en gerencia pública del Banco Interamericano de Desarrollo – BID y Carlos Ignacio Gallego, Presidente del Grupo Nutresa S.A.
Este año, la Función Pública recibió un total de 238 postulaciones de experiencias exitosas de las entidades públicas del país.
Los temas del premio para este año fueron la Política de Paz, Equidad y Educación, Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Derechos Humano

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*